«Impecable, no hay más palabras. Escuchan a cada cliente como si se tratara de un amigo para asegurarse que tu estancia sea lo más cómoda posible».

Memono